ShowRoom Hairdressers | Tu peluquería orgánica en Tenerife

5 trucos para hacerte una coleta preciosa

Hacer una coleta perfecta para esos días en que necesitas tener la mirada despejada es muy sencillo, para todas aquellas con melena, te indicamos que según Linh Nguyen, estilista de Nueva York, la regla para esta coleta es fijarse en la ley de dos tercios, muy conocida en otros ámbitos sobre todo pintura y fotografía, en la cual la coleta debe estar alineada con la parte superior de tus pómulos y la punta de tus orejas.

Lola Aranda Salones de Belleza

Coleta perfecta más gruesa con goma o pasador

Para aquellas con pelo fino que ven cómo cuando se hacen una coleta les queda delgada. Para que quede más gruesa, haz tu coleta con una goma o pasador con más capacidad e introduce dentro algo cilíndrico y de poca altura, puede ser un lápiz pequeño o un pintalabios. Disimula muy bien dentro de tu propio pelo y disfruta de una coleta gruesa.

Coleta más gruesa con cardado

También para hace que tu coleta sea más gruesa, o al menos de la apariencia de ello, lo que hacemos es una vez hecha la coleta cardamos un poco las hebras que están en lo alto y apartaremos un mechón inferior para tapar la goma, el resultado es mucho más elegante y de hacer es simple.

Coleta perfecta erguida con horquillas

Si tienes la impresión de que tu coleta queda muy bien nada más hacerla, pero después con el paso del día se cae, te vamos a dar un truco espectacular. Haz tu coleta en la altura de la cabeza que quieras, coge un par de horquillas y en la parte posterior del pelo introdúcelas junto con la goma para mantener erguida la coleta. Un truco de lo más eficaz, ¡pruébalo!

Coleta erguida con pinza de pelo

Otro truco para poner la coleta en su lugar y que se mantenga todo el día es la de usar la típica pinza del pelo que una vez hecha la coleta pondremos en vertical dividiendo dicha coleta en dos. Quedará más alta y no se verá la pinza.

Coleta perfecta con ahuecado delantero y más larga

Este truco es especial para todas aquellas con pelo rizado u ondulado, se trata de hacer dos particiones, la línea se delimita por la parte superior de la oreja. Haremos la más alta que acabe en este punto sin estirar, dejando nuestra habitual raya (queda mejor a un lado) y ahuecando el cabello. La segunda parte la recogeremos muy pegada a la de arriba, quedando tapada por ésta.

Coleta más larga, doble coleta

Si bien podemos hacer el truco anterior hay una variación que merece la pena probar, es la de hacer una única coleta a la altura de las orejas con un cardado en mechones superiores y extender los inferiores, que no parezca realmente una coleta. Si dejas unos mechones sueltos en la parte delantera quedará un look desenfadado muy natural.


Deja una respuesta

Your email address will not be published.Required fields are marked *

Abrir chat